Cinco estrategias para potenciar la comunicación interna a través de la Gamificación

Federico Weidemann Sin categorizar

Cuidar y gestionar formalmente la comunicación interna es esencial para que las empresas logren sus objetivos de negocio. La Gamificación, es decir, el uso de juegos y elementos lúdicos en la estrategia de comunicación interna, se ha consolidado como una alternativa de alta efectiva para elevar la productividad y generar compromiso.

Ambos elementos están directamente vinculados con la creación de sentido de pertenencia y orgullo en los colaboradores: un colaborador feliz, es un colaborador más productivo que trabajará duro por alcanzar las metas.

Esta sensación de felicidad y bienestar es mayor en las empresas que cuentan con una gestión formal de comunicación interna. Es decir, empresas que comparten sus valores, visión, y objetivos con sus equipos. La comunicación interna contribuye a que los colaboradores estén alineados con la estrategia corporativa y que conozcan cómo pueden aportar al logro de los objetivos organizacionales.

Este enorme reto es aún mayor hoy en día, cuando la fuerza laboral que trabaja en las organizaciones es diversa en términos profesionales, culturales, e incluso generacionales. Eso por esto que la empresa tiene que esforzarse aún más en desarrollar acciones de comunicación que garanticen que el mensaje se entregue de manera más efectiva, respondiendo a los gustos y preferencias de todo su equipo.

La Gamificación de la comunicación interna para generar “engagement” en los colaboradores es una solución cada vez más frecuente. Esto implica, incorporar elementos lúdicos en términos de estructura y/o contenido en la estrategia de comunicación interna tradicional, para atraer, retener y motivar a la fuerza laboral. En palabras sencillas: es hacer de algo complejo, lo más sencillo, divertido, interactivo y gratificante posible.

¿Por qué incorporar la Gamificación en la estrategia de comunicación interna? Porque:

  • Incrementa la motivación de los colaboradores
  • Eleva el orgullo y sentido de pertenencia
  • Promueve el trabajo colaborativo y la competencia sana
  • Fomenta una cultura basada en la meritocracia y la recompensa
  • Habilita y potencia los cambios de comportamiento

La Gamificación puede incorporarse en organizaciones de cualquier tamaño, complejidad o presupuesto, a través de acciones o ideas que van desde lo más simple a lo más complejo, adaptado a las posibilidades y características de cada organización y sus colaboradores.

Hoy más que nunca los profesionales de la comunicación tienen el reto de innovar en los canales que permitan acercar el mensaje a las personas y capturar la atención de sus audiencias. Este reto no escapa a la comunicación interna, y por eso el llamado a las empresas es a pensar fuera de la caja, a atreverse, y a implementar cada vez más acciones que maximicen, refuercen y potencien su relación con los colaboradores.

Source: Puro Marketing