Tendencia: 7 tendencias de marketing para los próximos 7 meses

Federico Weidemann Blog

La llegada de Internet y la popularización del smartphone ha cambiado por completo la forma de comprar del consumidor, y también su forma de interactuar con las marcas. Consecuentemente, las empresas han tenido que adaptarse a la nueva situación, en la que la interconexión entre datos, tecnología y creatividad marca el camino para llegar hasta el corazón del consumidor siempre conectado.

En este contexto en el que los cambios son constantes, MEC ha elaborado una infografía que muestra algunas tendencias de marketing que serán claves durante los próximos meses.

Realidad virtual

La realidad virtual supone una oportunidad única para las marcas a la hora de transformar experiencias básicas en otras multisensoriales e inmersivas que dejen un impacto más profundo en el consumidor, y son cada vez más las decididas a aprovecharla.

Al fin y al cabo, la publicidad tal y como la conocemos hasta ahora se enfrenta a una realidad compleja en la que el consumidor muestra hartazgo ante cualquier comunicación de las marcas. La realidad virtual no solo supone una potencial alternativa a la publicidad, sino también la llave para hacer esa publicidad diferente e innovadora, convirtiendo los anuncios en experiencias casi deseables.

Nuevo panorama televisivo

La audiencia se está trasladando de forma masiva de la televisión tradicional al vídeo online bajo demanda, y las marcas deben acompañar a la audiencia para optimizar sus inversiones y ser más eficaces.

No es solo que la televisión compita con Netflix o con sistemas de visionado de contenidos VoD, sino que en realidad compite con todos los jugadores de la red, hasta con Google y Facebook, donde también se ven cada vez más contenidos vídeo -no hay que perder de vista que muchas redes sociales están consiguiendo hacerse con los derechos de grandes eventos deportivos para retransmitirlos en streaming, por ejemplo-. Teniendo todo esto en cuenta, no sorprende descubrir que 2016 será el primer año en que las marcas europeas destinen mayor inversión a los canales digitales que a la televisión.

Compra programática, pero más creativa

La compra programática evoluciona y se sofistica para alegría de los anunciantes, que pueden identificar y activar los puntos de contacto más adecuados para crear conversaciones personalizadas con las audiencias. Así, sigue creciendo el peso de este formato que muchos vieron amenazado con el auge de las redes sociales y la publicidad nativa.

Lo cierto es que, según datos de Forrester, el 79% de las empresas han invertido en compra programática de anuncios en 2015, y este año serán prácticamente la totalidad: el 93%. La posibilidad de lanzar anuncios muy segmentados, de gestionarlos a través de diversos medios o la optimización en tiempo real también está ayudando a esta publicidad programática a volver a la palestra.

Real time content

Se ha pasado del real time marketing al real time content, y para muchos, 2016 será el “año del directo”. Como apuntábamos antes, las redes sociales están apostando fuerte por el vídeo en streaming, una herramienta que cada vez emplearán más también las empresas para complementar los contenidos pre-producidos con eventos, lanzamientos y colaboraciones presentados en directo.

Aplicaciones como Periscope, por ejemplo, empiezan a ser empleadas por las empresas para chats en vivo de atención al cliente, demostraciones de productos, compartir comentarios del cliente, entrevistas a expertos o profesionales, y ofrecer promociones de forma muy visible.

Comercio constante

El hecho de que el consumidor esté siempre conectado también supone que siempre puede acabar comprando, y las marcas deben responder a esta nueva forma de consumo en la que el móvil no es ya un simple escaparate, sino que ha transformado por completo toda la experiencia de shopping.

¿Y qué estan buscando los usuarios en su experiencia móvil? Según Sitecore, que sea práctica, personalizada y segura, algo que las marcas están tratando de ofrecer poco a poco, a través de servicios muy valorados por los clientes como las entregas más rápidas, la atención al cliente en tiempo real, el servicio multicanal o una mejor combinación entre lo móvil y otras tecnologías.

Inteligencia artificial

La programación combinada de un lenguaje natural, la capacidad de tomar ciertas decisiones y de recopilar insights sobre el consumidor permite a las marcas ofrecer soluciones de valor, como el servicio de atención al cliente 24/7 a través de los bots, lo que redunda en relaciones personalizadas a largo plazo.

Facebook ya se lo está poniendo muy fácil a todas las empresas con página en esa red social a través de un kit de desarrollo para crear los mencionados bots en Messenger. Por no hablar de que empieza a haber tiendas atendidas, al menos en parte, por robots humanoides en vez de personas.

La explosión de datos

Las marcas ya no se conforman con actuar en el corto plazo, sino que buscan controlar las señales que los consumidores envían a lo largo de todo el proceso de compra para ajustarlas a través de los diferentes canales: pagados, propios y ganados.

Aunque el big data aún plantea grandes desafíos a las marcas, sobre todo a la hora de gestionar la ingente cantidad de datos que se recopilan, o de cruzar los de distintas fuentes, lo cierto es que todas las empresas están apostando fuerte por este tema, porque saben que mayor información equivale a una ventaja comparativa respecto al resto de empresas.

Source: Puro Marketing