¿Seguimos sin leer lo que compartimos en Redes sociales?

Federico Weidemann Sin categorizar

Uno de esos comentarios recurrentes que se suele hacer sobre las redes sociales es que los usuarios de las mismas hacen mucho ruido, pero se quedan en pocas nueces. Esto es, son muy rápidos a la hora de dar a me gusta o retuitear aquella noticia con titular interesante o foto llamativa pero no tan rápidos a la hora de hacer realmente clic en ella y leerla. Las redes sociales son, así, un espacio más bien para simplemente jugar a las apariencias o para simplemente tener el clic rápido.

De hecho, ni siquiera hay que esperar a los estudios para ver esta tendencia. Solo hay que observar ciertos trending topics o ciertos puntos de conducta de los internautas. Ahí están las cosas que se convierten en trending topic pero que en realidad son bulos o malentendidos, como ocurrió hace unos meses con la muerte de Miliki, o la avalancha de comentarios que acompañan muchas veces a las noticias cuando se comparten en redes sociales. Es una queja recurrente entre los periodistas: cuando se publica uno de sus temas en Facebook, por ejemplo, muchas personas se lanzan a comentarlo sin ni siquiera haberlo leído (y sí, se ven puntualizaciones, correcciones o quejas que demuestran claramente que no han leído el texto).

Las redes sociales son una poderosa fuente de comunicación y una que las marcas y los medios aman porque permiten ampliar poderosamente el alcance de sus mensajes. Pero para lograr ese alcance y para que este sirva para algo, esos contenidos deben pasar más allá del efímero retuit o del comentario incendiario y enfadado ante algo que no se ha leído. Necesitan que se haga clic en ellos. Y lo cierto es que eso es casi ya tan complejo como lograr de entrada visibilidad.

El último de los estudios que ha añadido más fuego a esta idea ha sido elaborado por Inria y Columbia University, que han recopilado durante un mes tuits y han visto que ha pasado con ellos. Sus datos partes de 2,8 millones de compartidas en Twitter (se supone que equivaldrían a 75.000 millones de potenciales páginas vistas) pero lo cierto es que la mayoría de esas páginas no fueron nunca visitadas. El 59% de todos los links que se comparten en Twitter, apuntan en las conclusiones del estudio, nunca son visitados, o al menos nunca lo son vía Twitter. Esos links no han sido clicados, lo que hace más que probable que no hayan sido leídos (los internautas tendrían que llegar al mismo contenido desde otra fuente distinta o de un modo diferente, lo que resulta poco probable).

“Este es el tipo de consumo moderno de la información”, explica a BizReport uno de los coautores del estudio, Arnaud Legout. “La gente se forma una opinión partiendo de un resumen, o de un resumen de resúmenes, sin hacer el esfuerzo de adentrarse en profundidad”, añade. Los datos no solo hacen plantearse qué es lo que en realidad se lee y cómo se lee sino que también debería, apuntan en las conclusiones, hacer que se redefinan las ideas de popularidad. Al fin y al cabo, ¿es realmente popular algo que nadie está realmente viendo? Los números son una suerte de contadores vacíos.

No equivale lo que se lee a lo que triunfa

El estudio también llegó a otra conclusión y es que hay ciertos artículos que son los que acumulan todas las visitas. Según sus datos, un pequeño grupo de artículos muy exitosos son los que se lo llevan todo. Son solo el 9% de todo lo publicado en Twitter, pero el 90% de todos los clics producidos en la plataforma.

Sus datos son bastante similares a otros estudios anteriores. Una investigación demostraba anteriormente que los shares no implican realmente clics. El 14% de los tuits retuiteados tenía 0 clics y el 16% tenía más retuits que clics, demostraban.

Pero incluso cuando se llega a hacer clic, las cosas no son mucho mejores. Un estudio de Chartbeat apuntaba que la mayoría de los internautas solo lee la mitad del artículo y un 10% solo la parte visible del mismo (esto es, no hace scroll para llegar al final). Otro estudio de la misma firma usó Facebook para demostrar que lo que logra más engagement no es necesariamente lo que tiene más éxito real. Las tres noticias con más interacciones en Facebook en 2015 no son las tres noticias más leídas de las que se publicaron en la red social.

Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!

Source: Puro Marketing