¿Son importantes los eventos para el marketing?

Federico Weidemann Sin categorizar

Si alguien cuestionaba la eficacia de los eventos en los resultados de la empresa estaba equivocado. El marketing de eventos o event marketing vuelve a cobrar fuerza después de unos años de reducción de presupuesto y actividad. El año 2016 se ha revelado como el año de la recuperación, gracias a las previsiones de crecimiento de un 10% en España respecto al año anterior.

El impacto de marca que produce un evento hará que las empresas, poco a poco, vayan aumentando el número de asistentes a diversos tipos de reuniones y encuentros, según el estudio de American Express Meetings & Events España. Además, también se prevé una extensión de la duración media de los eventos, que será de dos días.

Sin duda, las experiencias vividas generan mayor engagement y ejercen mayor influencia que cualquier formato publicitario. Esto es algo que las marcas conocen desde hace tiempo por lo que procuran desarrollar eventos donde «vivir la marca» sea el eje central. Estos momentos son aprovechados por las empresas para construir relaciones y ganarse la confianza de los consumidores y de los clientes potenciales.

Los eventos son una gran oportunidad para interactuar de primera mano con nuestros clientes

Las razones que mueven a una empresa a organizar o participar en un evento son muy variadas pero principalmente, según BtoB State of Event Marketing, se resumen en cinco: El primer motivo sería generar leads (83%), seguido de incrementar el engagement con el cliente (72%), reforzar y construir marca (72%), educar y enseñar al cliente (57%) y por último, generar demanda (46%).

Los eventos son una gran oportunidad para interactuar de primera mano con nuestros clientes o potenciales clientes, y que conozcan la marca. Son el lugar perfecto para compartir las ideas, las propuestas de valor de la empresa y reforzar el conocimiento y posicionamiento de la marca brindando una experiencia memorable a los asistentes. El cliente lo valora de tal manera que influye directamente en su toma de decisiones.

Según Evento Plus, existen una serie de indicadores que confirman que invertir en eventos es una buena decisión: un 62% de los clientes está dispuesto a permanecer fiel a esa marca tras haber tenido una buena experiencia y un 68% recomendaría la marca a familiares o amigos. Además, un 81% estaría dispuesto a pagar más por una experiencia excepcional. De ahí la importancia de un evento y su calidad de ejecución.

Es importante ser activo en las redes sociales antes, durante y después del evento

Otra de las novedades que está potenciando los eventos son las redes sociales, además de ser una excelente herramienta para justificar su inversión. Con ellas se ha introducido un soplo de aire fresco que ayuda a conseguir más visibilidad, interacción y engagement con los asistentes. Por estos motivos, es importante ser activo en las redes sociales antes, durante y después del evento. Twitter, Facebook e Instagram son canales que dotan de visibilidad en tiempo real y, además, servirán de plataformas para calcular el ROI y conocer los resultados del evento. Es clave hacer un seguimiento posterior al evento por lo que es importante la presencia de los profesionales en las redes sociales, ya que estas proporcionarán información muy valiosa. Como por ejemplo, reconocer nuevos prospectos teniendo en cuenta quiénes han sido las personas más activas en redes, los temas de interés a partir de los contenidos retuiteados y compartidos por los asistentes, los contenidos que no interesan desde el punto de vista de negocio, etc.

La posibilidad de conectar con tus clientes en persona es clave para impulsar las ventas y los resultados de negocio. Los eventos vuelven a ocupar su lugar en las estrategias de marketing con un objetivo muy definido: cautivar a los clientes.

Source: Puro Marketing